¿Es posible la rinomodelación sin cirugía?
RESERVA CITA GRATUITA
Rinomodelación sin cirugía- ¿es posible_

Rinomodelación sin cirugía: ¿es posible?

La rinomodelación sin cirugía es una alternativa adecuada para quienes prefieren evitar una rinoplastia convencional. En este texto, mostramos todos sus detalles y características para esclarecer si es la opción que mejor encaja con nuestras necesidades.

La rinoplastia sin cirugía es una técnica que permite modificar las irregularidades que puedas tener en la nariz. Se recomienda para pacientes que:

  • Quieren reducir el caballete. Se denomina así a la zona entre el entrecejo y el comienzo de la nariz. De ser demasiado pronunciado, puede rellenarse para igualar la zona.
  • Les gustaría afinar el aspecto de su apéndice nasal. Si observamos que la nariz es demasiado gruesa, la rinomodelación nos ayuda a equilibrar sus dimensiones.
  • Tengan la punta de la nariz hacia abajo. En ocasiones, esta circunstancia se produce por una falta de colágeno o de ácido hialurónico que termina por provocar flacidez. El presente tratamiento contribuye a corregir la posición y a levantar la punta de la nariz para rejuvenecer el rostro.
  • Presentan pequeñas irregularidades en la piel que recubre el tabique nasal. Suele tratarse de zonas deprimidas por la presión de las gafas o por falta de colágeno. Igualar el volumen a lo largo de la nariz contribuye a conseguir una nariz recta y más atractiva.

El procedimiento consiste en inyectar ácido hialurónico de escasa viscosidad en las zonas que nos interesa mejorar. Esta sustancia la genera el organismo de forma natural, pero el paso de los años provoca que su producción se vea reducida. Al tratarse de un compuesto que no genera rechazo, el especialista se encargará de inyectarla en las zonas más adecuadas para rellenarlas y obtener el efecto deseado. No será hasta pasados varios días cuando se pueda comprobar si se ha alcanzado el objetivo inicial.

Mujer con remodelación sin cirugía de nariz

Duración de la rinomodelación sin cirugía y sus resultados

La operación de nariz sin cirugía tiene una duración aproximada de 30 minutos. Tras tumbarnos en una camilla, un auxiliar limpiará la piel de nuestro rostro. El cirujano marcará las áreas en las que va a inyectar e iniciará el proceso. No es necesario el uso de anestesia, ya que se utiliza una aguja hipodérmica de pequeño tamaño. Tras terminar, se limpia la piel y se da un ligero masaje para relajar el área tratada. El paciente podrá volver a su vida normal justo después del tratamiento.

Los resultados son visibles de inmediato, aunque de forma paulatina mejoran sensiblemente. Pueden llegar a durar entre uno y dos años, lo que implica que debamos repetir el tratamiento pasado este tiempo. Lo anterior confirma que es un tratamiento seguro, fiable y eficaz. El grado de satisfacción de los que se han sometido a este procedimiento es bastante alto.

Cuidados posoperatorios de la rinomodelación sin cirugía

Arreglar nuestra nariz sin cirugía nos garantiza un magnífico resultado, pero siempre que tengamos en cuenta las recomendaciones de nuestro especialista. En la mayoría de los casos se recomienda lo siguiente:

  • Reposo, al menos, durante las primeras 48 horas. Conviene evitar los movimientos bruscos y permanecer sentado o tumbado.
  • Que no durmamos boca abajo durante los primeros tres días.
  • Que no utilicemos gafas para impedir que su peso afecte a la zona del caballete y a los laterales de la nariz.
  • No exponerse al sol directamente o a temperaturas excesivamente elevadas en el trabajo.
  • Evitar un esfuerzo excesivo durante la primera semana.
  • No tocarse la nariz en los primeros tres días como mínimo.
  • No hacer deporte o cualquier otra actividad que pueda suponer un daño para la nariz.
  • No apoyarse en la nariz o intentar darse un masaje en los siete días siguientes al tratamiento.

Al listado de recomendaciones anteriores se le añade la más importante: no faltar a la cita con el especialista para que este valore el resultado del tratamiento. En caso de problema o inflamación, deberemos seguir sus pautas y tomar la medicación que nos recete (por lo general, suele tratarse de antiinflamatorios y analgésicos).

Diferencias entre la rinomodelación sin cirugía y la tradicional

El retoque de nariz sin cirugía es una solución práctica que ayuda a reponer la cantidad apropiada de ácido hialurónico. Sin embargo, la corrección realizada va desapareciendo de forma gradual, lo que implica que se repita el procedimiento. Por tanto, es una solución temporal que permite conocer en menos tiempo el resultado y que presenta menos complicaciones que la rinoplastia tradicional.

Esta última está especialmente indicada para los pacientes que requieren una corrección en la alineación de su tabique nasal o reducir su tamaño. El proceso se desarrolla en el quirófano y sus resultados son permanentes. Es cierto que el posoperatorio es más doloroso y que conlleva hematomas y molestias diversas. Sin embargo, si la operación se realiza correctamente, los resultados son visibles a partir de las tres semanas.

¿Cuál deberíamos escoger? Rinomodelación sin cirugía o la técnica tradicional con cirugía

El cirujano estético que nos trate será el profesional más cualificado para asesorarnos sobre la técnica más adecuada para nuestro caso particular. Adelantamos que:

  • Si lo que buscamos es un ligero cambio en la nariz, la rinomodelación es lo más conveniente.
  • Si nos interesa modificar la armonía del rostro, corregir la desviación del tabique nasal o reconstruirlo, la rinoplastia será la opción más eficaz.

A favor de la rinomodelación debemos añadir que en media hora es posible dejar atrás complejos y lucir una nariz más acorde a nuestros gustos personales. El nivel de rechazo es ínfimo y aunque siempre hay riesgos, no son tan elevados como los de entrar en un quirófano. La rinoplastia tradicional se lleva a cabo, por lo general, una única vez y sus resultados son muy satisfactorios. Su alcance es mayor que el de la opción ambulatoria.

En definitiva, la rinomodelación sin cirugía va a solucionar nuestros problemas de imagen con el mínimo esfuerzo por nuestra parte. En la clínica del doctor Yvan Pacheco contamos con especialistas de larga experiencia profesional en rinoplastia. Basta con solicitar una cita para que nuestra nariz se convierta en la clave de nuestra belleza. Aseguramos un resultado satisfactorio y la consecución del objetivo principal: dejar atrás las irregularidades de la nariz.

Newsletter
¡Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestras novedades en tu e-mail!
Cómo elegir un buen cirujano plástico

Cómo elegir un buen cirujano plástico

La cirugía plástica es un ámbito en el que, desafortunadamente, han intentado hacerse un hueco muchas personas sin la debida formación, poniendo en riesgo la seguridad de los pacientes. Por...

Leer más
Que es la otoplastia

Otoplastia: ¿qué es?

La palabra «otoplastia» quizás no suene de nada, pero si te digo que se trata de la cirugía estética de las orejas, seguramente te hagas una idea más clara. Este...

Leer más
Scroll al inicio
Contacto Yvan Pacheco

Dejanos tu mensaje